Ser padrino de un té Teterum. Esta es la historia de Beatriz.

como apadrinar un téLos tés de Teterum son creaciones que surgen de muchos mails entre proveedores, expertos, estudios de los festivos y otras inspiraciones del día a día. Los tés van naciendo a lo largo del mes y buscamos nombres originales, microrrelatos interesantes e información relacionada pero siempre hemos querido que al acabar, alguien les diera “alma”, un toque personal. Por eso Teterum ofrece a los amantes del té, ser padrino de un té Teterum. En el Pack de Té Sorpresa de febrero, nos hemos inspirado en lo que nos proponía Beatriz: el contenido del té aromatizado y el nombre perfecto. Le hemos ofrecido el título de "Padrino de un té Teterum" y se lo hemos certificado con este elegante diploma. Te presentamos a Beatus Ille, incluido en el Pack de Té Sorpresa febrero. Esta es su historia de cómo llegó a crear este té delicioso y ponerle nombre. Adelante Beatriz.

¿Te gustaría apadrinar un té? Es totalmente gratuito. En 3 pasos lo consigues.

Si quieres leer el relato de Beatriz en su propio blog, aquí mismo.

Beatus Ille, buscando un lugar de recreo

Hace ya varias semanas, desde Teterum nos proponían a sus seguidores en Facebook lanzar combinaciones para crear un especial destinado a la edición de febrero, pensando, sobre todo, en San Valentín.

Me encantó el reto.

Me gusta el té desde que tengo uso de razón, y siempre que puedo me preparo una buena taza, busco nuevos sabores, y comparto e intercambio diferentes variedades de té con conocidos y amigos.

Me parece algo estupendo para regalar y compartir; una buena taza de té templa el cuerpo y reconforta el alma. Y con esa idea, busqué los ingredientes estrella de ese té especial que me gustaría encontrar en el pack de febrero, y que me encantaría que disfrutaran todas las personas que tuvieran la oportunidad de probarlo.

Pensé en alguna fruta roja, porque el rojo es mi color favorito, y porque siempre aporta alegría, además de ser el color asociado al amor, a la vida,  …pero no quería que fueran fresas. Demasiado típico. La frambuesa podía aportar un toque exótico y un lugar de recreo para paladares un poco más exigentes.

Si habéis tomado un té con frambuesa, sabréis a qué me refiero.

Pero le faltaba algo más, un acompañante que le diera un punto de suavidad, de ensoñación, de caricia, de dulzura no empalagosa. No podía ser chocolate. El chocolate es un recurso demasiado manido y, a veces, poco acertado (en mi humilde opinión), así que opté por la vainilla, un sabor que relaja y que te da una sensación de abrazo cálido, que invita a soñar con un lugar bello e idealizado, el Beatus Ille que algunas personas recordamos de estas clases de literatura en el instituto, donde disfrutar de esa taza de té, solo, o en buena compañía; porque el amor es universal, y se puede disfrutar de él estés o no en pareja.

En ningún momento se me ocurrió que mi idea fuera a materializarse, y mucho menos que me pidieran desde Teterum que les escribiera un pequeño relato de cómo surgió ese té, ni de que lo apadrinaran en mi nombre, por lo cual me siento muy agradecida, y sólo espero que el té os guste.

Gracias a Teterum por hacer realidad esta colaboración, por esa actitud abierta, y por permitirnos participar de forma activa en este proyecto.

Un abrazo a todos, teterumenses!

[pix_box type="info"]Beatriz es la creadora de este fantástico blog "Mis Potingues" ¡No te lo pierdas![/pix_box]

¿Te ha gustado la idea de apadrinar un té Teterum? Aquí te explicamos cómo.

2 Respuestas

  1. Beatriz Marcelo Perea
    Muchísimas gracias por este apadrinamiento y por el trato siempre amable que recibo de vosotros, un abrazo!!!
  2. Guapa Al Instante
    Como le gusta a esta chica el té jeje no sabía que le habíais dedicado una entrada, desde aquí mi enhorabuena para Bea :D Y un besito para vosotros !!!

Agregar comentario