Errores comunes que haces con el té

Cómo preparar té

Celebra la vida con un buen Té

¡El mundo del té es maravilloso! Cuando le damos sabor a té a nuestros momentos la satisfacción, tranquilidad y felicidad que aporta es maravillosa. No se trata sólo de un consumo, sino de los múltiples beneficios que genera en nuestro cuerpo y mente. ¿Has dedicado un poco de tu tiempo para conocer sobre los tés, todos sus beneficios y lo que puede aportar a nuestra salud?

Si no lo has hecho, en TETERUM  te invitamos a  sumergirte  un poco en el mundo del té. Prueba y descubre sus infinitas maravillas, tu cuerpo lo necesita.

Lo cierto es que, se trata de una bebida que siempre apetece, no solo en las tardes más frías del año (por ejemplo, durante los meses de otoño o invierno), sino también prácticamente en cualquier momento del día, especialmente por las increíbles propiedades y beneficios medicinales que nos aporta.

En TETERUM nos interesa que disfrutes de un buen té y queremos enseñarte los tres errores que cometemos con el té! Y te estarás preguntando ¿Cómo es que puedo cometer errores con el té? ¡Oye! No te preocupes, no es tan grave y aprendamos juntos. El paso a seguir es corregir esos errores:

Utilizar Té de baja calidad

Utilizar té de baja calidad puede ser un problema. Si queremos consentirnos vamos a hacerlo en grande, con lo mejor, para que nuestro cuerpo, mente y alma celebren como merecen.

Obviamente, si deseamos preparar la mejor taza de té, optando para ello por un té de calidad, lo mejor es que el té provenga directamente del lugar de cultivo. Por ejemplo, actualmente puedes encontrar tiendas de té que trabajan de forma directa con los productores, lo que te brinda la posibilidad de disfrutar de té de calidad llegado desde Japón o China.

La temperatura adecuada del agua

¿Sabías que según el tipo de té, el agua debe ser calentada hasta cierta temperatura? Es decir, tendemos a elaborar un té negro de la misma manera que elaboramos un té verde, calentando el agua hasta alcanzar la misma temperatura.

Esto es un completo error, dado que, mientras algunas variedades de té –como es el caso del té negro o el té rojo- se elaboran con agua hirviendo por ser su nivel de oxidación mayor, el té verde se debe preparar con agua cuya temperatura oscile entre los 35 hasta los 80 grados centígrados.

Las temperaturas más adecuadas serían las siguientes, en término medio:

  • Negro: entre 90 a 95ºC (agua hirviendo).
  • Rojo (pu-erh):entre 90 a 95ºC (agua hirviendo)
  • Oolong (azul):entre 90 a 95ºC (agua hirviendo)
  • Verde: un máximo de 80ºC.
  • Blanco: entre 70 a 80ºC. 

Superar el tiempo de infusión

Mantener el té en infusión –o reposo- durante un tiempo mayor del recomendable es también otro de los errores que más comúnmente tendemos a cometer. Debemos tener en cuenta que el té verde y el té blanco liberan todas sus propiedades durante los primeros 30 segundos de infusión, por lo que es suficiente mantener el té en remojo durante solo unos pocos minutos. Sin embargo, si mantenemos las hojas de té verde en remojo durante un tiempo mayor, obtendremos un té con sabor tremendamente amargo y muy fuerte, mientras que si el té negro supera los 5 minutos se convertirá en una bebida astringente e igualmente amarga.

El tiempo de reposo más recomendado es el siguiente, dependiendo del tipo o variedad de té:

  • Negro:3-5 minutos.
  • Rojo:2-3 minutos.
  • Blanco: 1-2 minutos.
  • Verde: 1-3 minutos.
  • Oolong (azul): 3 minutos.

Mientras que el té blanco se caracteriza por poseer un aroma y un sabor delicados, el té verde sorprende por su sabor mucho más potente, a la par que el té rojo destaca por su sabor ligeramente dulce. Evitar cometer errores con el té nos permitirá tener gratas experiencias.

El té rojo te hace sentir más alegre

En TETERUM sabemos lo que te gusta, lo que necesitas y mereces. Queremos consentirte y dedicamos un espacio para presentarte el té rojo pu erh con espirulina - Pick me up! Este puede ser tu nuevo compañero de vida, salud y placer. ¡Reinvéntate! ¡Cambia tus hábitos, consiente y ama tu cuerpo, aprecia tu salud y con un buen té celebra la vida!

¿Sabías que sus grandes cualidades provienen del proceso de doble fermentación? Si, ¡Este nuevo compañero nos otorga propiedades que difícilmente encontraremos en otra planta! ¿En serio? –  ¡Si!  Resulta que no viene solo, lo acompañan múltiples cualidades. ¿Cuáles?  Es un gran diurético, ayuda a perder peso, previene la retención de líquido, elimina toxinas en la orina, tiene la propiedad de promover la secreción de ácidos gástricos.

¡Vaya que  trajo cualidades! Cuando comes y sientes esa sensación de pesadez o malestar, te recomendamos tomar una infusión de este maravilloso té media hora después de cada comida, esto favorecerá el proceso digestivo para aprovechar los nutrientes y eliminar las toxinas.

Pero además, ¡evita niveles altos de colesterol en la sangre, aumenta la actividad del sistema nervioso, lo que ayuda a mejorar el humor y evitar depresiones! Que genial, ¿no crees? ¿Y nos estábamos perdiendo de todo esto?  ¡Wow! Vaya que nuestro compañero nuevo está cargado de muchos beneficios que podrás disfrutar al evitar caer en los errores.

Y no tienes que consumirlo siempre igual. Existen muchas maneras de prepararlo como en batidos, postres e infusiones calientes y será más interesante y divertido su consumo. ¡Wow! Al igual que tú, estamos fascinados con la llegada de este nuevo compañero.

Que disfrutes de tus momentos sabor a té rojo.

No hay comentarios.

Agregar comentario