La Guía definitiva del té verde

Guía definitiva del té verde

La cantidad de referencias que encontramos en relación a las propiedades y beneficios del té verde es muy grande y de muy variada índole. Desde estudios muy serios y confiables, a discursos poco fundamentados y de dudosa fiabilidad.

Así que en Teterum nos propusimos analizar y dar explicación a todas estas supuestas propiedades dentro de lo posible. Para afirmar o desmentir los beneficios que se le atribuyen al té verde. De este propósito, nace la presente guía, que hemos calificado como "La guía definitiva sobre el té verde".

Si quieres saberlo todo sobre esta bebida tan consumida y que continúa aumentando su consumo cada día, sigue leyendo, por que te esperan muchas sorpresas.

A continuación dividiremos el estudio en propiedades, las que inciden en beneficios para la salud y sus características nutricionales. El siguiente apartado lo centraremos en cómo se usa el té verde, o sea, de qué manera aprovechamos todas estas propiedades, sus cualidades gastronómicas. La tercera sección la centraremos en cómo podemos preparar el té verde, teniendo en cuenta que la forma de prepararlo altera sus propiedades y beneficios. Por último, haremos un repaso de los efectos secundarios y contraindicaciones del consumo de té verde.

Características del té verde

No podemos empezar sin definir algunos conceptos que van a ser básicos para la lectura de este artículo sobre el té verde. Para empezar vamos a definir cinco conceptos imprescindibles para entender las propiedades y beneficios del té verde para la salud: Polifenoles, flavonoides y catequinas; la teanina; y por último la teína.

Campo de Camelia Sinensis, la planta del té verde.

¿Qué son los polifenoles, los flavonoides y las catequinas?

 

Polifenoles: Es una composición química determinada y definida que se divide en diversas subdivisiones entre las que se encuentran los taninos y los flavonoides entre otros.

Encontramos polifenoles en las plantas. Para el consumo humano las principales fuentes de polifenoles son el , la yerba mate y el cacao; el aceite de oliva; frutos secos como las nueces o los cacahuetes; frutas y vegetales como el tomate, las uvas, los arándanos, el pimiento, el pepino o la calabaza; por último, bebidas como el vino y la cerveza.

Es necesario hacer notar que la más alta concentración de polifenoles de las frutas y vegetales se halla en la cáscara como es el caso de los pepinos o las uvas. Se investiga mucho sobre las propiedades de los polifenoles para la salud y, aunque nada está probado con absoluta certeza médica, las más actuales investigaciones apuntan a que los polifenoles tienen capacidad antioxidante en los humanos y podrían reducir el riesgo de contraer cáncer o enfermedades cardiovasculares.

Flavonoides: Como hemos descrito en el punto anterior, los flavonoides son un tipo de polifenol. Todos los flavonoides son polifenoles solubles al agua. Su sabor es generalmente amargo y produce sensanción astringente como en el caso de la piel de la uva o del té verde.

Los estudios médicos relativos al efecto de los flavonoides se centran en sus propiedades cardiotónicas, antitrombóticas y de mejora de la resistencia de los capilares, mejorando la salud cardiovascular, previniendo la rotura de vasos sanguíneos e impidiendo la formación de trombos.

También se estudian las propiedades anticancerosas de algunos flavonoides, los cuales inhiben el crecimiento de células cancerígenas, y a este respecto, está probada su efectividad contra el cáncer de hígado. En relación al hígado, las investigaciones apuntan a que algunos flavonoides actúan como protectores del hígado y disminuyen la probabilidad de enfermedaes hepáticas.

También, son probados antiinflamatorios y se usan para el tratamiento de afecciones tan variadas como las hemorroides o la artritis.

Catequinas: Ahora que ya hemos introducido qué son los polifenoles, y de entre estos, los flavonoides, a continuación vamos a hablar de las catequinas. Las catequinas son flavonoides que encontramos en el té, el cacao y, por ejemplo, las peras.

La cantidad de catequina que contiene el té verde es el doble de la que contienen los tés rojo y negro. La literatura que encontramos al respecto apunta a que las catequinas tienen un reconocido efecto anticancerígeno, en relación a esto, la catequina que destaca es la epigalocatequina galata, que sólo se encuentra en el té verde y que además de ser un potente antioxidante, tiene reconocidas propiedades anticancerígenas en diversas publicaciones científicas (ver Epigallocatechin Gallate (EGCG) Is the Most Effective Cancer Chemopreventive Polyphenol in Green Tea).

Como es un flavonoide, se le atribuyen propiedades antiartríticas, antiinflamatorias, antiulcéricas, hepatoprotectivas e inmunoestimulantes. El té verde es la mayor fuente de catequinas para el consumo humano.

Producción del té verde

Qué es la teanina

La teanina, o también llamada L-Teanina, es un aminoácido y un ácido glutámico que forma parte de las proteínas. Funciona como neurotransmisor  y también tiene una acción fundamental en el mantenimiento y crecimiento celular, en el intercambio de energía entre téjidos, así como interviene en el metabolismo anabólico del músculo y en el equilibrio alcalino/ácido del riñón.

Se encuentra en la planta Camelia Sinensis, o sea, el té. La teanina es abundante en el té verde y el tipo de té verde que más teanina aporta es el té verde molido matcha.

Su propiedad más destacada es la de ser capaz de producir sensación de relajación y calma a la vez que mantiene el estado de vigilia porque promueve la producción de ondas alfa en el cerebro. Ya hemos apuntado que la teanina es una proteína que el cerebro usa como neurotransmisor, como la misma palabra apunta, es una sustancia que usan las neuronas para comunicarse.

De ahí que influye en cómo lo hacen. La teanina en esa función produce efectos psicoactivos estimulantes, reduciendo la tensión física y mental (relajación). Pero además es un potenciador cognitivo que promueve el estado de alerta y la concentración.

Por último, destaca que mejora los procesos de la memoria y el humor porque influye en la segregación de serotonina. La teanina reduce la ansiedad y la depresión.

Sin ser concluyente, diversos estudios apuntan a una mejora del sistema inmunitario gracias a la acción de la teanina.

Qué es la teína

La teína es el mismo componente que la cafeína. En el siglo XIX se pensaba que eran sustancias diferentes pero ya en el XX se demostró que no, que eran la misma sustancia, pero que sus efectos eran diferentes debido a los diferentes componentes del té y el café. Hoy en día, seguimos usando la palabra teína, incluso los que sabemos que es lo mismo que la cafeína, por costumbre y para no inducir a error haciendo pensar que los efectos del té y del café son iguales.

La cafeína es un alcaloide que actúa como una droga psicoactiva estimulante. Es un compuesto químico presente en varias plantas. Por costumbre transformamos el nombre de este componente dependiendo de la planta a la que nos referimos. Cafeína para el café, guaranina para el guaraná, teína para el té, mateína para la hierba mate, diferentes términos para la misma molécula. La diferencia está en que estas plantas cuentan con otros ingredientes que modifican la reacción de la cafeína.

Los efectos en el organismo son diferentes cuando consumimos té o café por dos razones, la L-teanina del té, de la que ya te hemos hablado, reduce el estrés y ayuda a la relajación.

Este aminoácido trabaja en coordinación con la cafeína para calmar al cuerpo pero sin reducir la sensación de alerta que brinda la cafeína. Los altos niveles de antioxidantes encontrados en el té ayudan a la absorción lenta de la cafeína, que tiene como resultado que la cafeína haga su reacción despacio, que dure más su efecto y que no baje este de manera abrupta, como pasa con la cafeína del café.

Composición del té verde

Una vez hemos definido estos cinco conceptos que van a salir muy a menudo en este artículo, vamos a mostrar cuál es la composición del té verde para valorar la cantidad y calidad de estos componentes, ya que esto incidirá de forma decisiva en las propiedades que se le atribuyen.

El té verde, al no estar fermentado, mantiene casi intactas las propiedades de sus componentes (vitaminas, minerales...). En el té verde se han identificado muy variados componentes activos entre polifenoles, teína, vitaminas, minerales y aminoácidos.

Cualidades nutricionales del té verde

Nos hemos encontrado al querer hacer esta tabla de valores nutricionales, que es bastante difícil encontrar información. Esto es debido a que el té, como cualquier producto vegetal, se ve influenciado por muy diversos factores que hacen bastante variable su composición, no en ingredientes, sinó en cantidades de esos ingredientes.

Esos factores pueden ser cómo ha sido climatológicamente hablando el año en que se han recogido esas hojas o tallos. O de qué calidad es la tierra en la que está plantada la planta camelia sinensis. Qué proceso de comercialización ha seguido... Por citar sólo tres. Aún así os aportamos un par de tablas bastante ajustadas y útiles.
Información nutricional apróximada para 240ml de infusión de té verde

Calorías 2kcal Vitamina C 6mg
Proteínas 0,1g Vitamina B2 0,05mg
Hidratos de carbono 0,1g Vitamina B3 0,2mg
Grasas 0,1g Vitamina B6 0,01mg
Fibra 0g Potasio 27mg
Catequinas 139mg (30-45%) Calcio 3mg
Flavonoides 5-10% Magnesio 2mg
Teanina 4-6% Teína (cafeína) 8mg - 16mg

Fuentes: Natursan y Botanical Online.

Catequina en la infusión de té verde Concentración de catequina (mg/L)* Concentración de catequina (mg/8 fl oz)*
Galato de epigalocatequina-3 (EGCG) 117-442 25-106
Epigalocatequina (EGC) 203-471 49-113
Galato de epicatequina-3 (EGC) 17-150 4-36
Epicatequina (EC) 25-81 6-19

* mg = miligramo; L = litro; fl oz = onza. Ver referencia: Reto M, Figueira ME, Filipe HM, Almeida CM. Chemical composition of green tea (Camellia sinensis) infusions commercialized in Portugal. Plant Foods for Human Nutrition 2007; 62(4):139–144.
Fuente:
Instituto Nacional contra el Cáncer.

Tipos de té verde

¿Son todos los tés verdes iguales? Evidentemente y como ya sabe el lector: no. No son iguales. Así que vamos a enumerar los tipos de té verde. Hay muchos como veréis, se clasifican dependiendo de la región y del proceso de producción.

Chinos

  • Xi Hu Longjing: producido en la provincia china de Zhejiang.
  • Hui Ming: producido en la provincia china de Zhejiang.
  • Zhchá (Gunpowder): producido en la provincia china de Zhejiang. También conocido comoperlas de té por la forma de sus hojas como pequeñas bolas.
  • Té pólvora : té popular también conocido por zhuchá. Es originario de Zhejiang pero ahora crece en todo China.
  • Long Ding : té de la ciudad de Kaihua.
  • Hua Ding: té de la ciudad de Tiantai.
  • Qing Ding: proveniente de Tian Mu.
  • Yu Lu: originario de la provincia de Hubei, es un té vaporoso conocido por Gyokuro hecho para el estilo de la cocina japonesa.
  • Mao Jian o Xin Yang Mao Jian: proveniente de Henan.
  • Bi Luo Chun: de la provincia de Jiangsu.
  • Rain Flower o "Té flor de la lluvia". Es un te de Nanjing.
  • Chun Mee: de la provincia de Jiangxi.
  • Gou Gu Nao.
  • Té Yun Wu: té conocido como Cloud and Mist.
  • Da Fang: procedente de Anhui.
  • Té de Mount Huangshan, conocido como Big Square.
  • Huangshan Mao Feng: procedente de Anhui.
  • Lu An Guapian: un famoso té chino conocido como Melon Seed. Proveniente de Anhui.
  • Hou Kui: famoso té chino conocido como Monkey tea.
  • Tun Lu: té del Distrito Tunxi.
  • Té Huo Ping: de Jing County (Anhui).

Japoneses

  • Gyokuro: seleccionados de un grado de té verde conocido como tencha, el nombre Gyokuro se refiere al tono verde pálido de la infusión.
  • Matcha: té verde molido. Es un té en polvo de alta calidad usado en la ceremonia del té japonesa. Matcha es también un popular té verde para helados y otras especialidades gastronómicas en Japón como mochis.
  • Té Sencha: té tostado porque está hecho de hojas expuestas directamente al sol.
  • Genmaicha: mezcla de té bancha y genmai (grano de arroz tostado).
  • Té Kabusecha: té cubierto que consigue un sabor más delicado que el Sencha.
  • Té Bancha: Té común.
  • Té Hojicha: totalmente tostado.
  • Té Kukicha: té de tallos, hecho con tronquitos, se cosecha un tallito con tres hojas.
  • Té Tamaryokucha (bola de té verde): un té verde frito o en sartén al vapor.

Otros tés verdes

  • Té verde de Ceilán.
  • Té verde de Darjeeling.
  • Té verde de Vietnam.
  • Té verde de Assam.

(Fuentes: Club Planeta. Teterum. Wikipedia.)

Beneficios del té verde para la salud

Prevención contra enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares constituyen una de las primeras causas de mortalidad en los países industrializados. El consumo de té verde previene contra infartos cardíaco y cerebral. Esto es debido a sus altas concentraciones de flavonoides, que actúan como potentes antioxidantes reparando o neutralizando la acción oxidativa de los radicales libres sobre las células. Los radicales libres son los causantes del envejecimiento y de muchas enfermedades por lo que es importante combatir sus efectos. Los radicales libres alteran el ADN de las células e incluso llegan a destruirlas. Encontraréis una sencilla y muy útil explicación de lo que son los radicales libres aquí: Artículo sobre los radicales libres.

Este efecto antioxidante también incide sobre el colesterol, impidiendo que se oxide, y por tanto que se acumule en nuestras arterias y capilares. Esto previene su obstrucción y por tanto los infartos.

También reduce la agregación de plaquetas reduciendo la formación de trombos. Esto merece mención aparte, ya que si por un lado podemos decir que el té verde es un anticoagulante, o sea que "diluye" la sangre y eso es bueno para prevenir las trombosis (coagulaciones sanguineas dentro de un vaso sanguíneo). Por otro lado, como veremos en el apartado de contraindicaciones, la agregación plaquetaria es necesaria para cerrar heridas, por lo que no estaría indicado si existen problemas de coagulación.

Baja el colesterol

Qué baja el colesterol no es una expresión exacta aunque todos la usemos. Las catequinas del té verde reducen la formación del colesterol llamado "malo", o sea el colesterol LDL, es lo exacto. Por lo tanto ayuda al hígado a regular el colesterol en la sangre. En el anterior punto hemos hablado de cómo los antioxidantes del té verde impiden la oxidación del colesterol y por tanto su acumulación en los vasos sanguíneos.

Propiedades saludables del té verde

Prevención contra el cáncer

Aunque las investigaciones científicas al respecto todavía no son concluyentes a este respecto. Los ensayos clínicos realizados con té verde en enfermos de cáncer o en personas propensas a sufrir algún tipo de cáncer en concreto, apuntan a que efectivamente el té verde podría prevenir la aparición de tumores cancerígenos o evitar su crecimiento.

En los ensayos realizados con extracto de té verde para una mitad de la población analizada y con placebo para la otra mitad del estudio, se observa una disminución de los indicadores de probabilidad de desarrollo de un cáncer, o una disminución en el crecimiento de los tumores en los casos de enfermos de cáncer, en las poblaciones que recibieron el extracto de té verde. Esto es así en el caso del té verde y no de otros tés como el negro. Podéis saber más sobre esto en el siguiente artículo del Instituto Nacional del Cáncer.

Hay estudios recientes en relación a la influencia anticancerosa de los polifenoles que contiene el té verde en los cánceres de mama y de prostata que podéis consultar aquí y aquí. Pero aún queda por estudiar mucho para con seguridad poder afirmar que el consumo de té verde previene contra el cáncer aunque todo apunte a que sí.

Antiinflamatorio

Una de las formas que nuestro cuerpo tiene de advertirnos que existe un problema, es a través de la inflamación de la zona afectada. Por tanto la inflamación es parte de la respuesta de nuestro sistema inmunológico ante un ataque. Así que la inflamación es parte del principio de la curación. El problema aparece cuando nuestro sistema inmunológico está fuera de control y esta inflamación nos perjudica más que nos ayuda, produciendo fuertes dolores, fatiga, debilidad, falta de movilidad e incluso deformaciones de los tejidos como ocurre en la artritis reumatoide, por ejemplo.

Parece ser, que las enfermedades del sistema inmunológico inflamatorias están relacionadas con el consumo de alimentos procesados, grasos y excesivamente azucarados. También con el estrés y la falta de descanso adecuado.

Existen alimentos que son antiinflamatorios naturales, como el jengibre, la cúrcuma, la canela. El té verde, gracias a sus flavonoides, es un potente antiinflamatorio natural y muy fácil de consumir diariamente.

Refuerza el sistema inmune

Tu sistema inmunológico es el encargado de protegerte ante infecciones, enfermedades, virus, bacterias, fracturas... Es de suma importancia cuidar de él para que esté equilibrado y sano. De esta manera será capaz de responder ante los problemas que puedan surgir en nuestro organismo, y muy importante, saber detectarlos adecuadamente para que no "ataque" a nuestro propio cuerpo como pasa en algunas enfermedades del sistema inmune.

Las vitaminas C y E son estimulantes del sistema inmunológico, así como los antioxidantes como las catequinas del té verde también son inmunoestimulantes y protectoras. El té verde matcha, además de un alto contenido en catequinas, está dotado de un alto contenido en vitamina C. El té verde kukicha tien el doble de calcio que la leche y el triple de vitamina C que la naranja.

Ayuda a perder peso

El té verde tiene propiedades termogénicas, por lo que su consumo acelera el metabolismo aumentando así la cantidad de calorías que quemas al día. La mayoría de cápsulas termogénicas que prometen quemar grasas están hechas a aprtir de té verde o cafeína. Que el té verde sea termogénico significa que elevan la temperatura corporal y para conseguirlo el organismo consume más energía. A diferencia de las cápsulas, que inciden sobre el corazón estresándolo y no están recomendadas en personas con hipertensión, el té verde protege el sistema cardiovascular, por lo que su propiedad termogénica es aprovechada con seguridad para nuestra salud cardiovascular. La combinación de la teína (cafeína del té verde) y sus catequinas que impiden la oxidación de las grasas, y por tanto su acumulación, es ideal para perder peso y mantener la energía, siempre que se lleve una dieta correcta.

Ya hemos visto por qué el té verde ayuda a quemar grasas pero hay más factores por los que el té verde ayuda a bajar peso. Si una de las razones por las que te sientes hinchado es por la acumulación de líquidos, el té verde es un potente diurético. Si consumes té verde habitualmente, te desharás de ese líquido de más y te sentirás más ligero.

Prevención de problemas de salud bucal como la caries y la gingivitis

Nuestra boca no es ajena a todos los beneficios que aporta el té verde. Las catequinas evitan la inflamación y sangrado de las encías que provocan las bacterias presentes en la boca. Así evita la gingivitis y la periodontitis, ambas acaban debilitando la encía, que deja de sujetar y proteger correctamente nuestras piezas dentales. Los polifenoles del té verde tienen acción antibacteriana evitando la formación de sarro y caries.

Además el consumo de té verde, gracias a los antioxidantes y a la L-Teanina, puede que contribuya al equilibrio ácido/básico de los tejidos, lo que también ayudaría a mantener el nivel adecuado en nuestra saliva. El nivel ácido/básico de la saliva está directamente relacionado con la proliferación y desarrollo de las bacterias que provocan las infecciones en las encías, la formación de sarro y la caries. A mayor ácidez, mejor entorno para estos microrganismos. Si efectivamente, como apuntan algunos, el té verde ayuda al organismo a regular los níveles de ácidez, la saliva sería menos ácida, impidiendo a las bacterias establecerse. (En relación a este tema ver el siguiente punto 11 sobre el equilibrio ácido/básico del cuerpo humano.)

Propiedades estimulantes de las debidas con teína

Como ya hemos visto al principio de este artículo, la teína es la misma molécula que la cafeína. Simplemente se la llama de otra forma porque en vez de extraerla del café, la obtenemos de las hojas de la planta Camelia Sinensis, o sea, el té. La cantidad de teína que contiene cada té depende de su modo de producción, desde el suelo en el que ha crecido la planta a cómo se ha procesado.

La teína activa el estado de alerta y acelera el tiempo de reacción. Tiene efectos psicoactivos, lo que quiere decir que actua sobre el sistema nervioso central. Influye en el estado anímico y en la percepción. Es un excitante y estimulante. También eleva el umbral del dolor porque inhibe su sensación.

Diferentes estudios relacionan el consumo de teína con la menor probabilidad de sufrir Parkinson. Otro de los efectos de la teína es que es diurética.

Los efectos de la teína del té verde en el cuerpo son diferentes a los efectos de la cafeína del café porque, aunque son la misma molécula, se ven afectadas por la ingerencia del resto de componenetes del té verde o del café. Así como el café no es recomendable para la salud del corazón porque lo estresa, ya hemos visto que el té verde es muy saludable para el sistema cardiovascular.

Pero los efectos diferenciadores más destacados son que el té verde compensa la acción excitante y de activación de la vigilia de la teína con la acción de la teanina que promueve la concentración y la calma. También influye en la segregación de serotonina, que influye en el estado anímico de felicidad y en la buena memoria.

Potencia la concentración:

La teanina es un aminoácido del orden de las proteínas que actua como neurotransmisor. En ese cometido influye en cómo las neuronas se comunican, promoviendo la concentración porque regula la duración del efecto de la teína, haciéndolo más lento y dosificado durante más tiempo.

Favorece el estado de calma:

La teanina relaja la tensión física y mental por lo que promueve la calma.

Cómo preparar el té verde para que sea saludable

Sus efectos sobre la longevidad

Si tenemos en cuenta todo lo que hemos dicho hasta ahora, no es de extrañar que el té verde contribuya a una vida más larga y con mayor calidad de vida. Sus antioxidantes (polifenoles, flavonoides y catequinas) retrasan el envejecimiento, o sea, la oxidación de las células a causa de la acción negativa de los radicales libres. Esa misma acción evita la oxidación y acumulación del colesterol y grasas en el organismo, manteniendo una buena salud cardiovascular y ayudando a regular el peso adecuadamente. Su acción termogénica activa y acelera el metabolismo. La combinación de la teína se ve regulada por las catequinas para no estresarnos. Las vitaminas C y del grupo B optimizan la absorción y metabolización de los antioxidantes y minerales. Sus minerales contribuyen a una buena salud ósea y dental. Es por por todo esto que las personas que consumen diariamente té verde gozan de mejor salud y mayor longevidad.

Contribuye al equilibrio ácido/alcalino del cuerpo

Nuestro cuerpo tiene un equilibrio ácido/básico o alcalino medido por el PH. Este PH debe estar entre 6 y 8, siendo 7,5 un nivel óptimo. Cuando las células se acidifican (o sea, que tienen un nivel ácido mayor del saludable), el organismo tiene que hacer un sobreesfuerzo para volver a su equilibrio alcalino, robando oxígeno unas partes de otras y produciendo desequilibrios en algunas partes. Por ejemplo, el PH de la sangre casi no se modifica, pero sí se observan cambios de PH considerables en saliva, piel u otras células. Eso es porque para mantener el equilibrio de PH en la sangre, el organismo está desequilibrando otras partes.

El cuerpo se acidifica por diferentes agresiones, como el estrés, la nutrición, la contaminación... En cuanto a la nutrición, hay nutrientes ácidos y otros que son alcalinos. Entre los ácidos encontramos el café, el alcohol, el azúcar, bebidas gaseosas o la carne roja, entre otros. Entre los alimentos alcalinos tenemos el té verde, la patata, el pepino, las espinacas o el ajo.

Por lo que el té verde es una bebida excelente para ayudar al organismo a mantener su equilibrio básico entre acidez y alcalinidad. Podéis leer más al respecto en este otro artículo.

Se ha demostrado la relación entre el desequilibrio del PH y la proliferación de enfermedades, infecciones y tumores cancerosos. Por eso es tan importante mantener este equilibrio adecuadamente. Con una buena alimentación, ejercicio adecuado, descanso necesario y bienestar mental y emocional.

Gastronomía del té verde

La infusión de té verde varía en sabor, color y olor dependiendo de la variedad de té verde. El té verde matcha, tiene un color verde intenso, un olor suave y dulce, un sabor ligeramente dulce y denso. En cambio, el gunpowder tiene un color verde muy suave, un olor fresco a hierba y un sabor que tiende a amargo (debe infusionarse sólo un minuto para que no amargue). Del kukicha se obtiene una infusión amarilla dorada, un olor seco a madera blanca y un sabor ligeramente salado, a mar y algas. En el genmaicha el color tiende a kaki suave tostado, el olor a pan y cereales, así como su sabor mezcla los matices del té con los cereales tostados. Por poner sólo unos ejemplos.

Los tés, como los vinos, se maridan con comidas y postres. Los japoneses acompañan a menudo el sushi con té verde sencha, ya que su sabor astringente limpia la boca entre los diferentes sushis para degustarlos mejor. El matcha en cambio es perfecto para dulces.

Con los tés verdes también se realizan mezclas para conseguir sabores especiales. Los más populares son el té verde con jazmín y el té verde con menta (llamado por mucha gente "té moruno"). El té verde mezclado al estilo té chai con especias va ganando popularidad, ya que aprovecha el sabor intenso y especiado que permite ser mezclado con bebidas vegetales o leche sin renunciar a las propiedades del té verde.

¿Para qué sirve el té verde? Todos sus beneficios y ventajas

Si bien históricamente el té verde estuvo relacionado con rituales tradicionales de los monasterios y las aristocracias orientales, actualmente el té verde es consumido por el placer que proporciona su sabor, el bienestar que aporta al estado de ánimo y sus beneficiosos efectos sobre la salud.

Una buena alimentación es, además de consumir alimentos saludables de forma variada y equilibrada, comer aquello que nos es placentero. Para muchas personas, el placer de tomar té está relacionado no sólo al sabor y olor, también a que está asociado a un ritual de preparación que descansa la mente del estrés diario durante una pausa. Para otros, el saber que están dando al organismo una bebida que aporta salud y aumenta su rendimiento físico y mental, es también una fuente de placer sicológico y basado en la realidad.

El consumo de té es hijo de una larguísima historia que une culturas y continentes a lo largo y ancho de todo el mundo. Pero lejos de estar en la madurez de sus días, el consumo de té tiene un largo camino por recorrer y cada día es más consumido por más gente. Cada día es más estudiado por la medicina, los nutricionistas y los entrenadores deportivos. Es por todo esto que van saliendo a la luz sus tan beneficiosas cualidades. Pero como todo en esta vida, estos beneficios sólo son aprovechables con el hábito diario de beber té.

Té verde frío

Cómo tomar el té verde: Recetas y consejos

Té verde en infusión caliente

El té verde es un té delicado, por tanto debe infusionarse con el agua antes de que llegue a ebullición, entre los 80 y los 90 grados de temperatura máximo. Se deja reposar entre un minuto o dos máximo. Si nos pasamos de tiempo o de temperatura subirá el sabor amargo y sensación astringente.

Por otro lado, es importante mencionar lo siguiente. Si nos pasamos del tiempo para infusionar el té verde, perderemos su agradable sabor y color. En cambio, conseguiremos un té con muchos más antioxidantes, vitaminas y minerales, ya que a cuánto más tiempo, más antioxidantes absorverá el agua. Puedes infusionarlo de 10 a 30 minutos, en ese tiempo ya ha soltado todo lo que tiene la hoja. Por tanto, perdemos en sabor pero ganamos en valor nutricional. Es algo a tener en cuenta si vas a beber té para aumentar tu rendimiento deportivo. Todos estos datos los podéis encontrar en el interesantísimo artículo aquí enlazado sobre el consumo de té y el rendimiento deportivo.

Por último, debemos advertir que la caseína de la leche inhibe la acción de algunas de las propiedades del té verde. Por lo que recomendamos beberlo sin leche o con bebida vegetal.

Té verde en frío con hielo

El té verde es termogénico, o sea que sube la temperatura corporal, por eso aunque se beba caliente tiene la cualidad de refrescar. El té verde frío es un placer de verano y os hablamos largamente sobre cómo prepararlo en este artículo del magazine de Teterum sobre el mejor té helado.

Básicamente hay dos maneras de preparar el té frío. Haces la infusión como de costumbre y la guardas en el frigorífico unas tres horas para que se enfríe bien; o le añades hielo para que se enfríe al momento. O las dos cosas y obtienes un té muy helado. Nosotros recomendamos hacer los cubitos de hielo con el mismo té que vas a preparar, así no lo diluyes y consigues una bebida más sabrosa. No recomendamos en absoluto comprar bebidas de té industriales. Porque llevan muy poca cantidad de té, muchos aromas y demasiado azúcar.

Té verde en batidos y zumos

Si el té no es tu bebida favorita pero quieres aprovechar todas sus propiedades saludables, puedes hacer zumos y batidos enriquecidos con matcha, como te enseñamos en la siguiente vídeoreceta de Teterum:

Simplemente recuerda que la leche de vaca contiene caseína y la caseína neutraliza algunas de las propiedades del té verde.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Como cualquier producto alimentario, el té verde puede tener contraindicaciones de menor o mayor importancia y debemos conocerlos.

  1. El primero y más destacado es que su contenido en teína lo convierte en un excitante. Por eso las personas sensibles a la cafeína, nerviosas o con dificultad para dormir deben evitarlo o tomarlo con moderación sólo por las mañanas.
  2. En segundo lugar y también por su contenido en teína, el té verde no es apto para mujeres embarazadas o que están dando de mamar. Ni tampoco para los niños.
  3. Si el médico te receta un medicamento pregúntale si el té verde puede modificar de alguna forma los efectos del medicamento.
  4. Hay una discusión actual sobre si el té verde inhibe la absorción del hierro debido a sus taninos. Hay estudios que relacionan la falta de hierro con el consumo de té verde y otros estudios que niegan cualquier relación. De todas formas, si tienes este tipo de anemia, lo mejor es que consultes a tu médico.
  5. Por la misma presencia de cafeína el té verde podría producir irritación o acidez estomacal en algunas personas, si notas que te afecta no lo tomes con el estómago vacío.
  6. Los taninos pueden agravar el estreñimiento.

Hasta aquí esta guía sobre el té verde, esperamos haber dado respuesta a todas vuestras preguntas. Si no es así y tenéis alguna pregunta o queréis añadir algún comentario, no dudéis en preguntarnoslo.

¿ Quieres comprar Té verde ?

1 Respuesta

  1. Noelia
    Muchisimas gracias por esta aclaracion tan detallada! Soy gran fan del <a href="http://www.teterum.es/te-verde">té verde</a> chino desde hace más de 24 años y no conocía tanta variedad! Las quiero probar todas :-)

Agregar comentario