¿Cómo preparar té? Según para qué…

Cómo preparar té bien

En principio a mucha gente le parece muy fácil. Total es echar el té en un filtro y sumergirlo en agua hirviendo... Primer error, ¡el agua no debe hervir en la mayoría de tés! Si quieres saborear el té y disfrutar de sus beneficios prepáralo de forma óptima. A continuación te contamos cómo.

Aunque normalmente vamos con prisas y el té lo tomamos para acompañarnos durante todo el día. Pero si lo que quieres es crearte un momento con toda la magia del buen té, a continuación te contamos cómo.

Cosas que nos servirán para todos los tés

Hay cinco consideraciones que nos servirán para todos los tés sean del tipo que sean. La primera es precalentar la tetera y las tazas. Para hacer esto puedes llenarlas de agua muy caliente y vaciarlas justo antes de usarlas. En segundo lugar, siempre es mejor usar agua mineral. Cuando eches el agua en la tetera o la taza de té con filtro de té, hazlo desde arriba, para que el té que acabas de sacar de la bolsa o lata se oxigene mejor.

En tercer lugar, aparte de las otras dos, es importante mencionar lo siguiente. Sin modificar las temperaturas adecuadas para cada té, si nos pasamos de los tiempos que vamos a indicar para infusionar cada uno, perderemos su agradable sabor y color. Pero, obtendremos un té con muchos más antioxidantes, vitaminas y minerales, ya que a cuántos más minutos, más catequinas, flavonoides y polifenoles absorverá el agua. Lo puedes infusionar de 10 a 30 minutos, en ese tiempo ya ha soltado todo lo que tiene la hoja. Por tanto, perdemos en sabor pero ganamos en valor nutricional. Es algo a tener en cuenta si vas a beber té por placer, o por ejemplo para aumentar tu rendimiento deportivo. Todos estos datos los podéis encontrar en el interesantísimo artículo aquí enlazado sobre el consumo de té y el rendimiento deportivo.

Por último, y como también escribe el autor en el mencionado artículo, la caseina de la leche inhibe la acción de algunas de sus propiedades. Por lo que añadiendo leche a tu té estás anulando algunas de sus propiedades saludables. Pero como ya hemos dicho, el té además de por salud, se bebe por placer, así que bébelo como más te apetezca.

Cómo preparar té de manera óptima

El té verde

Los tés verdes son delicados, por eso el agua se echa entre 80 y 90 grados, nunca hirviendo. También, se deja infusionando sólo dos minutos, con eso es suficiente para que suelte su sabor y color. Si infusionas más de dos minutos te arriesgas a que quede demasiado amargo. Su color es verde claro y su sabor ligeramente amargo o incluso un poco salado, muy poco, pero puede notarse. Sobre todo en la variedad kukicha. El té verde matcha es un caso aparte. Su especial elaboración hace que sea ligeramente dulce y el color verde que deja en el agua es muy intenso. Todo sobre el té verde matcha en este enlace y dos recetas en este otro enlace.

El té blanco

Los tés blancos como los verdes deben infusionarse con cuidado para valorar su delicado sabor. El agua no debe hervir, es mejor que esté entre 80 y 90 grados. Dejarlo en reposo infusionando durante tres minutos. Nuestro té blanco favorito es el White Monkey, delicioso de sabor y grandes propiedades alcalinizadoras. En este cuadro encontraréis un listado de alimentos alcalinos y ácidos. Además, hacemos mucho hincapie en esto porque una dieta alcalina es la más adecuada para el PH de nuestro organismo.

El té azul

El té azul, cuando abres la bolsa son como bolitas y tras infusionarse, estas bolitas se han abierto en hojas bastante grandes. Deja el agua de un color ocre y su sabor es ligeramente dulce y untuoso. No es tan delicado como el verde o el blanco. Se infusiona con agua entre 90 a 100 grados durante cuatro minutos. Nuestro azul estrella en la boutique es el Milky Oolong.

Los tés negros y rojos

Estos tés tan sabrosos y aromáticos se infusionan durante seis minutos pero pueden estar perfectamente nueve. El agua, ahora sí, a 100 grados. Son tés resistentes que se conservan bien durante mucho tiempo. ¿Preferidos? Pues vamos a recomendar el té negro Earl Gray Inglés, I am con un toque de aciano que es ideal para tomar por las mañanas con leche. Como rojo con caráter nos quedamos con el Alegría Macarena que combina el té rojo Pu Erh con almendra y canela.

 

No hay comentarios.

Agregar comentario