Receta de té negro con leche y plátano en gelatina

receta de postre de té negro con leche y plátano

Se acerca el buen tiempo y cada vez apetecen más postres fresquitos como los helados. Los postres y también los desayunos. Una comida sólida que nos aporte energía, dulzor y que esté fresca. Los helados nos encantan, pero por su alto contenido en grasas y azúcares no los podemos comer tantas veces como quisiéramos. Por eso os vamos a proponer una alternativa muchísimo más ligera y nutritiva. ¡Las gelatinas!

Las gelatinas no sólo son más ligeras, también son muy fáciles de preparar. Hoy os vamos explicar cómo preparar y decorar la Gelatina de Fruit tango con leche y plátano adornado con cacahuetes. Pero ya veréis que una vez tenéis las medidas y los pasos, la improvisación y las combinaciones de sabores son infinitas. Se nos ocurre por ejemplo: Gelatina de Subidón de fresa con trozos de fresas dentro; Gelatina de Mango meets tea con trozos de mango y hojitas de menta; Gelatina de rooibos con cacao y lacasitos... Y así hasta el infinito y más allá.

Vamos allá con la receta, ya veréis que es muy fácil y súper práctica. Así podéis desayunar unas energéticas gelatinas de té negro con leche y plátano bien fresquitas cuando el calor apriete.

Ingredientes

Un vaso de leche

Otro vaso de agua mineral

Una cucharada sopera rasa de té negro Fruit tango

Un plátano muy maduro

10gr de gelatina sin sabor

Un golpe de esencia de vainilla

Una cucharada sopera de sirope de ágave al gusto (o más si se quiere más dulce todavía)

Un puñado de cacahuetes

Preparación de la gelatina de té negro

La textura de la gelatina de té negro con plátano

La mezcla de leche y plátano

Primero de todo echaremos los 250ml de leche en un bol suficientemente grande para poder mezclar ahí todos los ingredientes. A la leche añadiremos el plátano cortado en rodajas finas. El plátano es mejor que esté muy maduro, para que sea muy blando y dulce. Que esté blando lo recomendamos porque en esta receta no vamos a pasar la mezcla por la batidora. Queremos que la gelatina conserve un poco de la textura del plátano, por tanto vamos a mezclarlo con la leche chafando las rodajas finitas con un tenedor dentro de la leche y mezclando a la vez. Enseguida conseguiréis una mezcla cremosa con ese olor tan rico a plátano.

Hacer el té negro

Ahora vamos a infusionar el té negro. Hemos elegido el Fruit tango porque lleva plátano y coco y eso potenciará el sabor. Además, al ser un té negro, al igual que el té rojo, los dos son perfectos para mezclar con leche porque son intensos. Cómo infusionar el té negro ya lo debéis saber. Esperamos que hierva el agua y la echamos al vaso o la tetera en la que hemos colocado el filtro de té con el té negro dentro. Para hacer esto nosotros recomendamos este filtro. Y lo dejamos reposar (infusionar) durante seis minutos.

Los ingredientes de este postre a base de té negro

Una vez tenemos el té negro infusionado lo retiramos del agua y en esa agua que aún está muy caliente es donde vamos a mezclar la gelatina. La gelatina recomendamos comprarla en láminas, incolora e insabora. Si es en láminas, las iremos rompiendo para introducirlas en el té. Veréis que se deshacen con el té caliente muy fácilmente. Cuando todas las láminas de gelatina (10gr en total) estén dentro del té, removemos con una varita o cuchara hasta que estén bien disueltas.

Las gelatinas

Ahora vamos a echar el té con gelatina en la mezcla de leche con plátano y removeremos hasta crear una mezcla cremosa e uniforme. Ya sólo queda añadir un golpe de vainilla (un chorrito finito y corto porque la esencia de vainilla es fuerte) y el sirope de ágave al gusto. Volver a remover hasta que la mezcla esté otra vez perfecta y dividir el resultado en dos vasos.

el postre ligero de té negro antes de entrar en la nevera

Finalmente decoramos los dos vasos con los cacahuetes y los introducimos en la nevera para que la gelatina de té negro con plátano y cacahuetes cuaje. Con una hora es suficiente para que cuaje dentro del frigorífico, pero si las hacéis por la noche para la mañana siguiente, estarán más que geniales.

el resultado de la gelatina de té negro

Esperamos que el resultado os guste tanto como a nosotros y lo disfrutéis como postre o como desayuno. A partir de ahora, la imaginación es el límite. ¿Podéis imaginar cuantos postres ligeros salen de todos los sabores que tiene Teterum?

 

No hay comentarios.

Agregar comentario