Té blanco en el desayuno, una pareja perfecta

Te blanco en el desayuno, una pareja perfecta

El té blanco en el desayuno viene de finas yemas y hojas provenientes de la planta Camellia sinensis, la misma utilizada para hacer el té verde, estas hojitas se dejan marchitar, son sacadas por el sol y luego son ligeramente procesadas, lo cual preserva las características del té blanco.

Como el té proviene de la Camelia, contiene polifenoles naturales, estos son fitonutrientes que se piensan que son los responsables de todos los beneficios que esta bebida te ofrece.

¿Qué hace el té blanco tan bueno?

¿Quieres comprar té blanco?

Te brinda energía durante todo el día

Como hemos indicado en otros post, el té blanco contiene L-teanina, un aminoácido que aumenta el estado de alerta, y además rehidrata tu cuerpo.

Finalmente este aminoácido te ayuda a aumentar la producción de la serotonina, la hormona de la felicidad, clave para elevar tu ánimo en esas mañanas cuando sientes que te paraste del lado incorrecto de la cama.

Así que consumir té verde junto a tu desayuno aumentara tus niveles de energía y los mantendrá a lo largo de toda la mañana, además de mejorar tu animo, para que comiences tus mañanas ¡a todo dar!

Te blanco en el desayuno contiene antioxidantes

Cuando hablamos de antioxidantes, solemos asociarlo con ideas como prevención de  te-blanco-en-el-desayuno.enfermedades, protección contra los radicales libres y lucha contra el envejecimiento.

Y esto es justamente lo que el té blanco te ofrece, si hablamos de números la cantidad que este té te aporta es sumamente mayor que las ofrecidas por el té verde o el té negro.

El té blanco contiene EGCG, que es la abreviación para galato de epigalocatequina, ¿suena complicado no? Pues este componente es un tipo de catequina, un antioxidante polifenolico muy adecuados para protegerte del cáncer.

Además contiene taninos, y aunque contiene menos cantidades que otros tipos de tés esto hace que su sabor sea más suave y menos astringente, lo que lo hace el acompañante ideal para tus desayunos.

El té blanco en el desayuno mejora la salud de tu hígado

Las catequinas que se encuentran dentro del té blanco te brindan protección contra distintas enfermedades, y una de ellas es la hepatitis, una enfermedad producida por un virus que afecta el funcionamiento de tu hígado.

El hígado es uno de los órganos principales de nuestro organismo, este órgano trabaja como un colador, él se encarga de limpiar nuestra sangre de todas las impurezas que pueda tener, y se encarga de eliminar todas esas toxinas y de guardar los minerales y vitaminas.

Al consumir diariamente té blanco le proporcionas a tu cuerpo: antioxidantes, vitaminas y minerales, los cuales estimulan la función de tu hígado y facilitan que este órgano tan importante de nuestro cuerpo cumpla con sus tareas de desintoxicación.

te-blanco-en-el-desayuno-1

El té blanco en el desayuno te ayuda a perder peso

Al igual que muchos otros tés, el té blanco ha sido señalado como un ayudante para perder peso.

Esta infusión inhibe la formación de nuevas células de grasa, lo que acompañado con un desayuno bajo en grasa te ayudara a quitarle centímetros a tu cintura.

Por otro lado moviliza la grasa de las células adiposas más resistentes y estimula la lipólisis, acelerando tu metabolismo para que puedas quemar grasa más rápido.

Como incluirlo en tu desayuno

¡Compra té blanco!

Lo ideal es que tomes de 1 a 2 tazas de té blanco al día.

Se prepara de la manera tradicional que se realiza cualquier té y sus beneficios los obtendrás ya sea bebiendo el té blanco de bolsitas o en hojas.

Así pues, ya sabes, comienza tus mañanas de la mejor manera posible lleno de energía y ¡ánimos para comerte el mundo! Incluye frutas y proteínas en tu desayuno y por supuesto una deliciosa taza de té blanco que no puede faltar.

No hay comentarios.

Agregar comentario