La receta de chai latte apta para todos los gustos y edades

chai-latte-receta

El chai latte es una bebida que está de moda y las mejores cafeterías lo incorporan en sus cartas. La causa es su aroma especiado y su sabor intenso que nos transporta a un mundo de sensaciones. Estas sensaciones de calidez, que despiertan y dan energía a la vez que hacen sentir el cuerpo protegido. Además de sensaciones olfactivas y gustativas de equilibrio perfecto entre las especias y la leche. Porque el chai se suele tomar con leche, siguiendo la medicina ayurveda, se toma con leche de vaca. Pero sea esta leche de vaca o una bebida vegetal de soja, almendras, avellanas, avena o arroz, comprobarás que todas se complementan con los matices deliciosos del té chai latte.

En este magazine ya os hablamos del té chai en un artículo anterior, sus orígenes en la medicina ayurvédica, su historia, procedencia, propiedades... En este artículo de hoy os vamos a contar cómo preparar unos deliciosos chai latte cremosos, espumosos, calientes y también fríos. El té chai latte es estimulante por su combinación de especias "calientes" y por la cantidad de teína que contiene. Las especias más típicas del masala chai son el cardamomo, el clavo de olor, la canela, el jengibre, el anís estrellado, la pimienta y la nuez moscada. Aunque las mezclas varían según la región de la India. Más si el té es negro, si la mezcla del té (masala chai) es con té verde, la cantidad de teína es menor.

CHAI LATTE BIEN PREPARADO

Para empezar, para hacer un buen chai latte, el té chai debe ser de buena calidad así como sus especias. Ningún té chai en bolsita, que está en exceso triturado y casi es polvo, puede igualarse a un auténtico masala chai a granel, con sus hojas de té negro y trocitos de especias visibles y bien tratadas. El masala chai a granel de Teterum llega a tu tetera en las mejores condiciones.

Tampoco recomendamos los preparados que vienen en polvo con la leche ya incorporada o en cápsulas. Puede que sean muy sabrosos pero algunos llevan muchos ingredientes que nada tienen que ver con un chai latte preparado por vosotros al momento, natural y sano, y desvirtúan el bonito y energético "ritual" del té chai.

CHAI LATTE CON RECETA TETERUM

Vais a necesitar:
  1. La mezcla de té con especias, o sea el masala chai o té chai.
    Ya os hemos hablado de que el clásico masala chai es con té negro y especias. Pero en Teterum ofrecemos tres tipos de masala chai ideales para el chai latte según las preferencias. Uno con té negro, otro con té verde, y un tercero con rooibos que es ideal incluso para niños poque no tiene teína, así toda la familia podéis disfrutar de un chai latte y los más pequeños no tienen por qué quedarse sin.
  2. La leche o bebida vegetal con la que queráis cocinar el chai latte.
  3. Agua mineral.
  4. Un minibatidor o espumador de leche. En Teterum podéis conseguir uno que sólo usaréis para el chai latte (así no mezcláis sabores) al comprar el Combo Chai a un precio muy barato, teniendo en cuenta la altísima calidad de los tres té chai que se incluyen en el Combo té Chai.
Cantidades:
  1. Lo ideal es, para cada vaso de chai latte, 150ml de agua mineral con 125ml de leche o bebida vegetal cocinados con 3gr de té chai de vuestra elección. Lo podéis servir en un vaso grande de 300ml, para dejar espacio a la espuma. Si lo vais a servir en una taza o vaso de 250ml, guardar una relación parecida de leche y agua.
  2. 3gr de té chai. Lo podéis pesar con una báscula de precisión, pero si no tenéis una, os será muy útil la cuchara medidora de Teterum. Su cantidad es apróximadamente de 2,5gr. Si la llenáis muy rebosante, ya tendréis los 3gr. Si en vez de usar el vaso de 300ml, utilizáis una taza de 250ml, con los 2,5gr de la cuchara rasa tendréis suficiente.
  3. Un colador de malla fina.

chai latte receta en taza

Preparación:
  1. Poner a calentar el agua en un cazo y cuando está a punto de hervir bajar el fuego (o la intensidad de la vitrocerámica o cocina de inducción) y echar el té chai. Dejar durante 3 minutos el té chai cocinándose en el agua, siempre vigilando que no llegue a hervir nunca. Si el agua empezara a hervir, apagarla de inmediato.
  2. Tras estos 3 minutos cerrar el fuego y tapar la cacerola. Dejaréis reposar durante 7 minutos.
  3. Mientras el masala chai reposa vamos a calentar la leche. Al igual que el agua, no debe hervir.
  4. Echar el masala chai en los vasos o tazas para el té chai latte colándolos con el colador para separar los ingredientes de la infusión.
  5. Echar la leche pero no toda, reservar un poco en el cazo para hacer espuma.
  6. Batir las infusiones con la leche que hemos añadido con el minibatidor de mano. Haciendo un movimiento de arriba a abajo en forma de "W".
  7. Batir la leche que hemos reservado inclinando el batidor para hacer espuma.
  8. Echar la espuma sobre los chai latte.
  9. Espolvorear para adornar con canela o nuez moscada según gustéis.

receta de chai latte en vaso grande

¿¿¿Y FRÍO???

También puedes gozar de esta apetecible bebida fría. Simplemente entre los pasos 7 y 8 de las instrucciones anteriores, añade a los vasos cubitos de hielo y luego añades la espuma y decoras con canela o nuez moscada.

Un toque especial

¿Te contamos un truquito? Haz los cubitos de hielo con agua que herviste con jengibre y adornada con pétalos de rosa de nuestra boutique del té. Darás un punto picante de sabor refrescante y adornarás el chai latte.

CONTADNOS QUE TAL SALIERON VUESTROS CHAI LATTE

Nos encanta que compartáis vuestras experiencias Teterum con nosotros. Así entre todos construimos una historia de sensaciones para compartir de lo individual a lo colectivo. Esperamos que os sea útil esta receta y que os encanten estos tés de calidad que con tanto cariño preparamos. ¡A disfrutar!

No hay comentarios.

Agregar comentario